Líquidos CBD

El vapeo de CBD se ha convertido en una de las prácticas más comunes para tomar cannabidiol en nuestros días en muchos países. Al vapear líquidos cbd o ricos en cannabidiol nuestro cuerpo puede llegar a retener el 50% de CBD, frente al 6-15% que se absorbe cuando se consume de manera oral como sería con aceite de CBD, ya que en el sistema digestivo se destruyen una gran parte de las moléculas que hemos ingerido.

Muchos usuarios describen un efecto casi instantáneo cuando vaporizan líquidos CBD o flores cbd por primera vez, frente a los 30 o más minutos que tarda el CDB comestible en digerirse y entrar en el torrente sanguíneo de una persona.

Comprar líquidos CBD para vapear sin nicotina, ni THC

Vapear líquidos cbd

El vapeo es un método de consumo sin humo y de baja temperatura para evaporar un e-líquido, que suele contener CBD, glicerina vegetal, propilenglicol, terpenos y distintos aromas frutales para hacerlo más agradable.

En comparación a fumar cogollos, flores o productos que contienen nicotina, el vapeo de líquidos CBD no genera sustancias agresivas o tóxicas, dependiendo, está claro, de la calidad del e-liquido que se esté utilizando, por lo que es menos tóxico que fumar flores CBD.

La gran mayoría de e-líquids CBD que vas a encontrar en el mercado no contienen suficiente THC para “colocarte”, pero si producen una agradable sensación, reconfortante y relajante; sin la ansiedad, la paranoia y otros efectos secundarios del THC del cannabis. 

Para empezar a vapear CBD es recomendable, sino tienes experiencia con el vapeo de cannabis, con una concentración baja de entre 100 mg y 250 mg e ir probando con dosis mayores hasta dar con la que se adapte mejor a tus necesidades.

Un cartucho de líquido CBD para vapear típico contiene 100 mg de CBD que proporcionan entre 1 y 2 mg de CBD por cada inhalación. Si está usando un vaper de CBD, consumirás un poco más de cannabidioles por inhalación, dependiendo del dispositivo y la concentración del e-liquido.

chica vapea cbd
Vapear líquidos cbd ofrece resultados más rápidos

CBD para vapeo

Puedes vapear CBD sin usar e-líquidos . En el mercado puedes encontrar flores, cogollos o inflorescencias de cáñamo rico en CBD y diversos destilados de espectro completo y concentrados de CBD . Normalmente, la mayoría de los líquidos CBD para vapear están hechos con ingredientes de grado alimenticio, por lo que son adecuados para tomar por vía oral.

Pero, recuerda que no funciona al revés; ¡no puedes vaporizar una tintura de aceite de CBD!

Vaporizadores para líquidos y flores de CBD. Diferencias

Según que tipo de presentación de CBD quieras vaporizar, necesitarás un vaper específico (no es lo mismo vapear flores que aceite de CBD). Los vapers más habituales son: el vaper “estilo tanque” para líquidos, donde una batería calienta un pequeño cartucho desechable o un recipiente recargable. El otro tipo es un vaporizador con forma de bolígrafo, que se utiliza normalmente para concentrados como el aislado de CBD.

Además, los resultados que obtendrás, también son diferentes.

Normalmente, las flores de CBD aportan una dosis de CBD menos concentrada que el aceite de CBD, pero brindan una experiencia más completa porque no ha perdido ninguno de sus terpenos, cannabinoides u otros compuestos activos por extracción.

La flor con CBD dominante generalmente tiene entre 7 y 15% de CBD. La flor de CBD contiene algo de THC, desde solo rastros, cantidades físicamente indetectables hasta niveles más significativos que conducirán a un subidón suave ( aunque no deben superar el 0,2 % para ser legales)

Por contra, los líquidos CBD tienen una mayor concentración de cannabidiol ( entre el 60 y el 80%) debido al proceso de extracción que aísla el compuesto. Muchas empresas agregan terpenos después de este proceso para fomentar una experiencia más matizada y sabrosa.

En general, podemos decir que el vapeo de líquidos CBD proporciona un subidón más ligero que el de la flor, incluso en su espectro completo, debido a la pérdida de otros compuestos durante la extracción. 

Los líquidos CBD son más fácil de dosificar y consumir de forma discreta,

Vapear CBD no coloca

La mayor parte de los líquidos CBD formulados para vapear se obtienen del cáñamo industrial, que contiene muy pocas trazas de THC (hasta un 0,2%) lo que no es suficiente para colocarte. 

De hecho, el CBD puede moderar el efecto que produce el THC, al evitar que su cuerpo lo descomponga por completo. Así que, si alguna vez te sientes “demasiado drogado” por consumo de cannabis, puedes tomar aceite de CBD para la reducir la ansiedad y reducir la paranoia causada por el THC.

Efectos secundarios del vapeo de CBD

Como hemos dicho en varias ocasiones, la investigación sobre los efectos secundarios del CBD aún está en pañales. Algunos estudios concluyen que hay algunos efectos secundarios asociados con el CBD como una leve somnolencia, que suele ser más común entre los usuarios nuevos y tiende a desaparecer con el uso regular.

Esta somnolencia suele ser causada por dosis altas de CBD, mientras que dosis bajas a medias pueden producir el efecto contrario. Los otros efectos secundarios observados fueron una leve euforia, hambre y ojos rojos. 

También puedes tener algún problema si eres alérgicos a alguno de los dos principales productos químicos de los líquidos CBD: el propilenglicol y la glicerina vegetal. En este caso puedes notar irritación de los senos nasales, náuseas o dolor de cabeza al usarlos. Las personas con alergias más graves pueden desarrollar urticaria, hinchazón o tener dificultad para respirar.

En comparación con muchos medicamentos que ofrecen beneficios similares a las personas y se expenden con receta médica, los efectos secundarios del CBD tienden a ser mucho menos pronunciados.

¿Es peligroso vapear CBD?

Algunos estudios encontraron cantidades insignificantes de partículas metálicas y otros contaminantes peligrosos, como plomo y cadmio, en los vaporizadores disponibles en el mercado. Incluso, se han producido algunas lesiones graves e incluso muertes por vapeo.

Durante el verano de 2019 surgieron informes de daños graves en los pulmones e incluso muertes de usuarios de vaporizadores. Parece el responsable de la mayoría o de todos estos problemas: el acetato de vitamina E. Además, según los confusos informes iniciales, parece que todas las víctimas compraron cartuchos de vape de cannabis psicoactivo (THC) del mercado negro

El otro riesgo que achacan a vapear CBD está asociado a la inhalación de partículas de metales, aunque según algunas investigaciones no se han encontrado concentraciones nocivas para el organismo este problema se asocia especialmente a los vapers tipo bolígrafo que utilizan Kanthal, titanio de grado 1 o acero inoxidable en la construcción de su bobina de calentamiento, que al calentarse y enfriarse repetidamente pueden generar óxido que puede contaminar el vapor y llegar a los pulmones en forma de partículas metálicas.

Otras formas de tomar CBD:

Aceite CBD

Flores CBD

Cremas CBD

Tinturas de CBD