CBD y diabetes

No hay duda de que el CBD puede presumir de ofrecer muchos beneficios potenciales para la salud de las personas, pero no puede curar ni tratar ninguna enfermedad en su totalidad, incluida la diabetes.

Hasta la fecha, no se han realizado ensayos clínicos avanzados sobre los efectos del CBD para la diabetes . Se ha realizado una cantidad limitada de investigación, pero la mayor parte se ha realizado en ratones en entornos de laboratorio controlados. Sin embargo, los resultados de varios estudios en animales han demostrado que puede disminuir los síntomas asociados a la diabetes a través de un mecanismo inmunomodulador.

tratamiento diabetes con cbd

Qué es la diabetes

La diabetes es una enfermedad en la que el cuerpo de los enfermos tiene problemas para regular el azúcar (glucosa) en el torrente sanguíneo. En individuos sanos, el páncreas produce una hormona llamada insulina. Este compuesto trabaja para transportar moléculas de glucosa a través de las membranas celulares y dentro de las células para la producción de energía.

Las personas pueden tener 2 tipos de diabetes: diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2

Las personas con diabetes tipo 1 constituyen aproximadamente del 5 al 10% de la población diabética. Las personas con diabetes tipo 1 no pueden producir insulina, básica para la transferencia de moléculas de glucosa (azúcar) del torrente sanguíneo a las células. 

Esta anomalía se debe a un ataque autoinmune en el páncreas, el órgano responsable de producir insulina. La diabetes tipo 1 generalmente surge en niños o adultos jóvenes, pero también puede ocurrir en adultos mayores. Se plantea la hipótesis de que una infección viral desencadena la enfermedad autoinmune en personas genéticamente susceptibles.

Las personas con diabetes tipo 2 si pueden producir insulina, pero el cuerpo no puede controlar el nivel de glucosa en sangre. Las investigaciones sugieren que esta enfermedad afecta a más de 400 millones de personas en todo el mundo. Este número está entre el 90 y el 95% de la población diabética total.

El peso ( la obesidad contribuye de forma importante en esta enfermedad), la edad ( afecta mayoritariamente a personas de más de 45 años), la raza ( latinos, afroamericanos,… son más propensos a padecerla), la genética,… son factores que influyen de forma importante en el desarrollo de la diabetes tipo 2.

En ambos tipos de diabetes, las células del cuerpo no absorben adecuadamente la glucosa que consume el paciente. Esto hace que se acumule a niveles peligrosamente altos en el torrente sanguíneo, lo que genera síntomas graves y potencialmente mortales que afectan a la vista, el sistema cardíaco, los riñones y el sistema nervioso, entre otros órganos.

Tratamiento de la diabetes

Dado que no pueden producirla por sí mismos, las personas con diabetes tipo 1 deben tomar insulina. Esta insulina viene en forma de inyecciones autoadministradas o, desde hace unos años, en forma de bomba, que controla automáticamente la glucosa en sangre e inyecta la hormona según sea necesario.

Si bien estas formas de tratamiento son de última generación, no son 100% efectivas. Las personas con diabetes, incluso cuando son más cuidadosas, pueden tener dificultades para evitar las peligrosas consecuencias de la variación de los niveles de glucosa. Incluso los tratamientos para la diabetes de última generación no son 100% efectivos para mantener una glucosa en sangre saludable.

En la diabetes tipo 2, muchos pacientes necesitan ingerir medicamentos como la metformina y sulfonilurea, que les ayudan a regular adecuadamente la glucosa. En algunos casos , también pueden necesitar insulina.

Los efectos secundarios de la enfermedad y los medicamentos, así como el gasto que conllevan estos tratamientos, ha llevado a muchos enfermos de diabetes a consumir CBD para reducir los síntomas más nocivos de esta patología.

Lo que dicen las investigaciones del CBD y la diabetes.

La mayoría de los médicos no recomiendan el CBD como remedio terapéutico porque no pueden abordar de manera concreta las razones fisiológicas por las que es beneficioso para la salud, aunque hay un creciente número de estudios sobre los beneficios del CDB debido a éxitos en animales y un creciente consumo de cannabinoides.

Las investigaciones muestran que los receptores de CBD de origen natural se encuentran en todo el cuerpo humano, desde el cerebro y los tejidos nerviosos hasta los órganos, las glándulas endocrinas y las células inmunitarias. Uno de los órganos donde ha encontrado que los receptores son altamente frecuentes es en el páncreas, específicamente en las células de los islotes del órgano, la ubicación exacta donde se produce la insulina. A pesar de estos estudios, los investigadores no pueden afirmar que los receptores endocannabinoides sean directamente responsables de la producción de insulina. 

Los estudios también han concluido que el aceite CBD no sólo aumenta la producción de insulina, sino que también podría utilizarse en pacientes que ya han desarrollado diabetes. El CBD también podría aumentar la tasa metabólica y asegurar que las calorías se quemen suficientemente. La diabetes de tipo 2 en su forma grave también puede conducir a un dolor intenso después de algún tiempo. Varios resultados de investigación sugieren que el CBD tiene ventajas terapéuticas en la terapia del dolor

A pesar de todo ello, no se puede afirmar que el CBD sea una cura para la diabetes, pero mantiene viva la investigación en este campo para conocer más a fondo como encontrar una solución a la enfermedad

Cómo puede ayudar el CDB en el tratamiento de la diabetes

Si, como hemos dicho anteriormente, el CDB no es una solución para la diabetes, si lo puede ser de ayuda para el tratamiento de algunos de los síntomas que conlleva la diabetes.

En el caso de la diabetes tipo 1 el CBD contiene capacidades autoinmunes ( la diabetes de tipo 1 es causada por los ataques del sistema inmunológico a las células beta, responsables de la producción de insulina) , por lo que el CBD puede evitar que las células sean destruidas. Esto mantiene un metabolismo normal en el cuerpo. Por lo tanto, se mejora la tolerancia a la glucosa y se reduce la inflamación del páncreas.

Para pacientes afectados de diabetes tipo 2, la inflamación crónica es una de las principales causas de la resistencia a la insulina y de la diabetes de tipo 2. Por lo tanto, las propiedades antiinflamatorias del CBD pueden ser beneficiosas para la regulación del azúcar en la sangre y la mejora de la resistencia a la insulina.

Además, como antagonista de los receptores CB1 podría aumentar la tasa de metabolismo y contrarrestar la obesidad causada por la diabetes tipo 2.

El uso de CBD podría suponer una mejoría eficaz en el tratamiento de algunos problemas derivados de la diabetes:

El daño en el sistema nervioso es otra consecuencia común de la diabetes. En muchos casos, las personas con diabetes tendrán una sensibilidad limitada en las extremidades inferiores, que puede ocasionar que un diabético no se de cuenta de las lesiones debido a la falta de sensibilidad, lo que aumenta el riesgo de infección.

El CDB puede ayudar a mejorar al paciente en un estadio de depresión o ansiedad creados por su enfermedad o síntomas asociados ( sobrepeso, malestar general, patologías graves,…)

Los estudios parecen indicar que el aceite CBD no sólo aumenta la producción de insulina, sino que también podría utilizarse en pacientes que ya han desarrollado diabetes. El CBD también podría aumentar la tasa metabólica y asegurar que las calorías se quemen suficientemente.

Por otro lado, es importante señalar que el aceite de CBD no tiene efectos intoxicantes. A diferencia del cannabis, casi no contiene THC, el cannabinoide responsable de los efectos de alteración mental de la droga.

El aceite de CBD no garantiza un alivio para todas las personas con diabetes. Algunos pacientes han descubierto que tiene beneficios terapéuticos, mientras que es posible que no tenga el mismo efecto en otros. Hable con su médico o profesional de la salud sobre el uso de productos de CBD para usted y su afección específica. 

El CBD cuenta con una variedad de beneficios terapéuticos seguros y confiables, y un aceite de CBD de calidad puede tener el poder de tener un tremendo impacto positivo en su bienestar y calidad de vida en general.

Qué dosis de CBD debo tomar para la diabetes

No hay una dosis ideal, ya que depende de diversos factores. Siempre es mejor empezar con dosis bajas e ir incrementandolas de forma paulatina si es necesario.

Algunos factores a tener en cuenta para encontrar su dosis de CBD:
– Su estado de salud o malestar y la gravedad de los mismos
– Su metabolismo ( varía la asimilación)
– Cómo reacciona su cuerpo ante el CBD.
– El peso corporal.
– Su sensibilidad al cannabis ( varía de una persona a otra)
– La química su cuerpo (incluyendo cualquier otro medicamento que esté tomando para la diabetes o sus patologías asociadas).

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies. Si sigues navegando estás aceptándola    Más info
Privacidad