Aceite CBD

Muchos pacientes de diversas enfermedades lo juran. A los investigadores les intriga. Los reguladores gubernamentales están nerviosos por ello. Y los inversores están locos por ello. El aceite de CBD es la Medicina It del momento. Hace unos años, casi nadie conocía el aceite de CBD.

Aquí puedes comprar aceite CBD de Enecta, una de las mejores marcas por la calidad de sus productos, elaborados a partir de cáñamo industrial ( cannabis sativa l.) en un laboratorio farmacéutico profesional en Italia, con certificado GMP y compatible con la FDA para asegurar la mejor calidad y seguridad de producto.

Estos aceites de cáñamo están testados por diferentes pruebas propias y realizadas por terceros, incluyendo las realizadas por parte de Fundación CANNA en cuanto a niveles de cannabinoides, micro-toxinas, moho, pesticidas, metales pesados, etc. 

Si tienes un perro o un gato con ansiedad, dolor crónico, mayor,… el aceite cbd para mascotas es un buen complemento natural puede ayudarle a estar más tranquilo, con menos dolor. Consulta a tu veterinario.

Compra aceite CBD de máxima calidad

Hoy en día existe una gran demanda de cannabidioles. Millones de personas están tomando aceite de CBD como suplemento para la salud. ¿Pero qué es exactamente? ¿De dónde viene? ¿Cómo se hace? ¿Y qué debes saber antes de comprarlo?

Qué es el aceite CBD


El cannabidiol (CBD)es uno de los más de 100 compuestos “cannabinoides” únicos que se encuentran en la resina aceitosa de la planta de cannabis.Esta resina pegajosa se concentra en los densos racimos de flores de cannabis, comúnmente llamados “cogollos”, que están cubiertos por diminutos “tricomas” en forma de hongo.Aquí es donde ocurre la magia.
Los tricomas aceitosos protegen a la planta del calor y la radiación ultravioleta. El aceite CBD también tiene propiedades antifúngicas, antibacterianas e insecticidas que disuaden a los depredadores. La pegajosidad de la resina proporciona otra capa defensiva al atrapar insectos.
Los tricomas son estructuras glandulares especializadas de la planta de la marihuana que contienen un tesoro de compuestos medicinales aceitosos, que incluyen CBD, CBG,… y el tetrahidrocannabinol ( THC ), que es su principal factor narcotizante, y varios terpenos aromáticos. 
Algunos consumidores prefieren el aceite de cannabis para tratar sus síntomas precisamente por el efecto psicotrópico. El subidón que le acompaña puede proporcionar en algunas personas un remedio muy potente para el estado de ánimo bajo, el insomnio y el estrés.
El THC también ejerce efectos contra las náuseas y puede abrir el apetito, lo que lo hace extremadamente útil para las personas que experimentan los efectos secundarios de medicamentos empleados en la quimioterapia. El cannabinoide puede reducir el dolor en cierta medida, pero curiosamente funciona de manera más efectiva si se administra junto al CBD.
El aceite de cannabis es ilegal en muchos países, incluida la mayoría de los países europeos. La presencia de THC hace que el aceite de cannabis sea una sustancia ilícita a los ojos de la ley, y la producción y posesión son delitos penales. Cosa que no pasa con el aceite de CBD.
El aceite de CBD puede abordar muchos de los problemas que aborda el aceite de cannabis, sin interrumpir la función psicológica, ni generar adicción y casi ningún efecto secundario para la inmensa mayoría de personas.
Cbd aislado o de espectro completo
Cuando los consumidores buscan productos con CBD, normalmente descubren que existen dos formas principales. Aislados y extractos de espectro completo. Aunque los aislados ofrecen niveles más elevados de CBD, los extractos de espectro completo contienen muchos otros beneficios que actúan de manera sinérgica con el cannabidiol potenciado su acción en diversas dolencias.

Qué beneficios tienen el aceite CBD


1º Puede reducir el dolor crónico:
La planta de la marihuana se usa desde hace más de 3000 años para tratar el dolor. El cuerpo produce endocannabinoides, que son neurotransmisores que se unen a los receptores de cannabinoides en su sistema nervioso. Diversos estudios han demostrado que el CBD puede ayudar a reducir el dolor crónico al afectar la actividad del receptor endocannabinoide, reducir la inflamación e interactuar con los neurotransmisores.
2º El CBD puede ayudar a combatir la ansiedad y la depresión.
Algunos estudios atribuyen al CBD la capacidad de actuar sobre los receptores cerebrales de la serotonina, un neurotransmisor que regula el estado de ánimo y el comportamiento social.
En un estudio brasileño, 57 hombres recibieron CBD oral o un placebo 90 minutos antes de someterse a una prueba simulada de hablar en público. Los investigadores encontraron que una dosis de 300 mg de CBD fue la más efectiva para reducir significativamente la ansiedad durante la prueba.
El placebo, una dosis de 150 mg de CBD y una dosis de 600 mg de CBD tuvieron poco o ningún efecto sobre la ansiedad
3º El aceite CBD puede aliviar los síntomas del cáncer
El CBD también puede ayudar a reducir las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia, que se encuentran entre los efectos secundarios más comunes relacionados con la quimioterapia para las personas con cáncer.
Su efecto calmante y antidepresivo también podría ayudar a enfermos de cáncer a mejorar su estado mental y tener el dolor crónico más controlado
Incluso hay estudios realizados en laboratorio y con animales, demuestran la capacidad del CBD para evitar la propagación de célula cancerígenas. Pero, todos estos estudios no son concluyentes, ni mucho menos, para humanos.
4º Puede reducir el acné
Según estudios científicos recientes, el aceite CBD puede ayudar a tratar el acné debido a sus propiedades antiinflamatorias y su capacidad para reducir la producción de sebo.
El acné es una patología de la piel, que afecta a casi el 9% de la población, una serie de factores, que incluyen la genética, las bacterias, la inflamación subyacente y la sobreproducción de sebo, una secreción aceitosa producida por las glándulas sebáceas de la piel.
Algunos estudios demuestran que el aceite CBD evita que las células de las glándulas sebáceas secreccionen un exceso de sebo, ejerciendo una acción antiinflamatoria y evitando la activación de agentes “pro-acné” como las citocinas inflamatorias
5º Puede se saludable para el corazón
Recientes investigaciones han relacionado el CBD con varios beneficios para el corazón y el sistema circulatorio, incluida la capacidad de reducir la presión arterial alta. Las propiedades reductoras del estrés y la ansiedad del CBD serían las responsables de su capacidad para ayudar a reducir la presión arterial.
Además, varios estudios en animales han demostrado que el CBD puede ayudar a reducir la inflamación y la muerte celular asociadas con las enfermedades cardíacas debido a sus poderosas propiedades antioxidantes y reductoras del estrés.
6º Puede ayudar a personas con trastornos neurológicos
De hecho, uno de los usos más estudiados del CBD es el tratamiento de trastornos neurológicos como la epilepsia y la esclerosis múltiple. Aunque la investigación en esta área es todavía relativamente nueva, varios estudios han mostrado resultados prometedores.
En diversas investigaciones se ha demostrado que el CBD alivia los síntomas relacionados con la epilepsia y la enfermedad de Parkinson. También se demostró que el CBD reduce la progresión del deterioro cognitivo de la enfermedad de Alzheimer en estudios de probeta y en animales.
7º Otros efectos asociados al consumo de aceite CBD
Hay diversos estudios, en fase de laboratorio con animales que demuestran que el CBD es muy útil para el tratamiento de diversas patologías, pero es necesario todavía mucha investigación con pacientes humanos para afirmar que todos estos beneficios se producen también en las personas.
Diversos estudios sugieren que el CBD puede ayudar a las personas con esquizofrenia y otros trastornos mentales al reducir los síntomas psicóticos.
Se ha demostrado que el CBD modifica los circuitos del cerebro relacionados con la adicción a las drogas. En ratas, se ha demostrado que el CBD reduce la dependencia de la morfina y el comportamiento de búsqueda de heroína
En animales, se ha demostrado que previene la propagación del cáncer de mama, próstata, cerebro, colon y pulmón.
Incluso en ratones diabéticos, el tratamiento con CBD redujo la incidencia de diabetes en un 56% y redujo significativamente la inflamación.

Cómo tomar aceite CBD


Puedes tomar el aceite de CBD en la lengua, debajo de la lengua o con la comida y la bebida. No hay una forma mejor o peor, depende mucho de los gustos de cada persona. Tomado bajo la lengua, el CBD entra en el torrente sanguíneo más rápido a través de diminutos capilares situados bajo esta y en la mejilla, además los efectos son un poco más pronunciados.
Agita bien la botella antes de usarla y llena el gotero hasta el nivel requerido. Administras la dosis recomendada en la boca y la mantienes durante 60 segundos antes de tragar.
Si eres nuevo en el aceite de CBD, empieza con 2-3 gotas, hasta tres veces al día. La dosis recomendada para el aceite de CBD es de 3 a 4 gotas, tres veces al día, como mucho, aunque esto puede variar dependiendo de las circunstancias de cada uno.

Cuánto duran los efectos del aceite CDB


En general, el aceite de CBD ingerido comienza a surtir efecto aproximadamente 40-60 minutos después de su consumo y sus efectos duran varias horas. Si lo tomas de forma sublingual (debajo de la lengua) los efectos se producen mucho antes debido a la rápida absorción a través de la mucosa oral. Sin embargo, los efectos del CDB sublingual no duran tanto como los del aceite de cannabidiol consumido por vía oral.
Ten en cuenta que factores como el metabolismo, el peso corporal, la concentración de CBD y la frecuencia de uso también pueden afectar al inicio y la duración de sus efectos.
Recomendamos siempre a comenzar con una dosis baja de aceite de cáñamo hasta que conozcas y te hayas acostumbrado a los efectos del compuesto.
Si quieres tener un experiencia óptima consumiendo CBD, prueba diferentes métodos de consumo para determinar cuál es el que mejor se adapta a su estilo de vida y a sus necesidades.

¿El aceite CDB se detecta en los tests de drogas?


La mayoría de las pruebas de drogas se centran en la detección de altos niveles de THC, no de CBD. Por lo tanto, el aceite CBD producido de acuerdo con el estándar europeo ( menos de 0,2% de THC) no debería dar un resultado positivo.
Es muy fácil no conocer el contenido real de cannabinoides de tu aceite de CBD por lo que es recomendable no usarlo durante unos días si has de pasar un control de drogas.
Si has de viajar, igualmente es recomendable que te informes de la ley sobre consumo de CBD en el país de destino. No hay una reglamentación común ni siquiera en Europa, aunque en muchos países está “legalizado” su consumo. Si quieres evitar problemas en la frontera, lo mejor es dejar tu aceite en casa.

Qué efectos secundarios tiene el CBD
Aunque el CBD generalmente se tolera bien y se considera seguro, puede causar reacciones adversas en algunas personas.
Los efectos secundarios observados en los estudios incluyen :
Diarrea
Cambios en el apetito y el peso.
Fatiga
También se sabe que el CBD interactúa con varios medicamentos. Antes de comenzar a usar aceite de CBD, hable con su médico para garantizar su seguridad y evitar interacciones potencialmente dañinas.

De dónde se extrae el aceite de cbd


El aceite de CBD se extrae de los tricomas resinosos de las plantas de cannabis. Hay muchas “cepas” o variedades de cannabis diferentes. La cantidad de CBD presente en los tricomas dependerá de la variedad particular de cannabis o cáñamo. 
El cáñamo industrial con bajo contenido de resina, que se define legalmente como cannabis con menos del 0,2 por ciento de THC en peso seco, tiene menos tricomas y, por lo tanto, menos aceite que las variedades de cannabis con alto contenido de resina.
Pero la mayoría de las variedades de cannabis con alto contenido de resina son ricasquimi en THC con poco CBD . Por lo tanto, elegir la quimiovar, una variedad de cannabis definida por sus componentes químicos, de cannabis rica en CBD es clave para extraer el aceite CBD.
Además de los tricomas resinosos concentrados en las flores y en menor medida en las hojas de la planta de cannabis, están los diminutos tricomas sésiles, que salpican el tallo, pero que apenas contienen aceite ni CBD . (Con forma de pequeñas comillas invertidas, los pelos no glandulares sin aceite también cubren la superficie de la planta). Tampoco encontramos CBD en las raíces o las semillas de la marihuana y el cáñamo. 
Las empresas que afirman que obtienen CBD a partir de tallos de cáñamo o semillas de cáñamo están haciendo afirmaciones falsas.
Las semillas de cáñamo son una excelente fuente de ácidos grasos omega 3 ricos en proteínas, las semillas en sí no contienen CBD, THC ni ningún otro cannabinoide, aunque es posible que haya trazas de cannabinoides en el aceite extraído de las semillas de cáñamo si la cubierta de la semilla, la bráctea (donde la resina puede adherirse), no se enjuaga y elimina completamente antes del proceso de extracción.

Cuáles son las concentraciones más habituales en aceites cbd


El aceite de CBD al 3% de concentración es el aceite de CBD más suave disponible en el mercado. Es el producto ideal para iniciarte en el uso de CDB por su baja concentración de cannabinoides. Es ideal si buscas una ligera relajación o para el alivio muy suave de dolencias leves.
El aceite de CBD 10% se asimila bien gracias a su baja concentración cannabinoides, incluso en usuarios nuevos. Tomado de forma gradual te va ayudar a aliviar momentos de gran estrés o combatir dolores crónicos.
El aceite de CBD al 15% es el más apreciado por consumidores regulares de CBD. Muchas personas que quieren dejar de fumar a menudo prefieren el aceite de CBD al 15% porque retrasa fácilmente la tensión y la ansiedad asociadas a la abstinencia de la nicotina. También es un producto muy apreciado por los deportistas que ven en el aceite CBD 15% un producto natural para complementar su actividad física.
El aceite de CBD al 20% no es el más adecuado para principiantes, así que asegúrate bien de analizar tus necesidades y expectativas antes de elegir un aceite con un 20% de CBD. Su uso estaría recomendado para personas muy ansiosas o estresadas, que sufren trastornos alimentarios o los atletas de alto nivel que necesitan una recuperación deportiva óptima.
El aceite al de 25% de CBD tiene una concentración muy alta (una botella de 10ml contiene 2500 mg de cannabidiol). Se recomienda comenzar con 2-3 gotas cada 12 horas y aumentar gradualmente hasta un máximo de 9 gotas cada 8 horas. El aceite CBD 25% está especialmente recomendado en caso de problemas de insomnio, como analgésico para cualquier tipo de dolor o por sus virtudes antiinflamatorias, antioxidantes, neuroprotectoras, antiepilépticas…en esta concentración, ya te beneficias del efecto séquito de todos los cannabinoides del cáñamo.
El aceite CBD al 30% es el más potente del mercado y no se debe usar a la ligera. Es legal y no tienen efectos psicotrópico, pero si efectos importantes. Es perfecto para todos aquellos que buscan la mayor concentración de este cannabinoide, ya sea porque tienen necesidad de altas dosis o porque para buscan la máxima eficiencia usando un mínimo de aceite. El aceite CBD al 30% solo está indicado para personas habituadas al consumo de cannabinoides y con un consumo controlado.

Cómo se extrae el aceite de cáñamo


Para hacer aceite CBD, se utiliza cáñamo industrial ( cannabis sativa L) rico en CBD. Hay varias formas de extraer el aceite de CBD del cáñamo. Cada método tiene sus pros y sus contras. Algunos son más seguros y efectivos que otros.
Una vez que se extrae de la planta y se elimina el solvente, el aceite de CBD puede refinarse y formularse en una variedad de productos consumibles: comestibles, tinturas, cápsulas de gel, cartuchos de aceite para vape, tópicos, bebidas y más.
El propósito de una extracción es hacer que el CBD y otros componentes beneficiosos de la planta (como los terpenos) estén disponibles en una forma altamente concentrada. Debido a que los cannabinoides son grasos por naturaleza, separar el CBD del material vegetal producirá un aceite espeso y potente. La textura y pureza del aceite depende en gran medida del método utilizado para extraerlo.
El CBD y los otros cannabinoides vegetales se clasifican químicamente como compuestos “terpenofenólicos”. Para los no científicos entre nosotros, esto significa que el CBD es soluble tanto en aceite como en alcohol. Por lo tanto, el proceso de extracción del aceite CBD del cannabis a menudo implica el uso de un solvente disolver un aceite o un compuesto a base de alcohol. Los solventes que se usan comúnmente para extraer CBD del cannabis incluyen CO2 supercrítico , etanol, hidrocarburos (como el butano) y aceite de oliva.
Extracción de aceite CBD con CO2
La extracción de aceite de CBD con CO2 es el método comercial más común, así como una de las formas más seguras, de separar el CBD y otros cannabinoides de la biomasa de cannabis. A temperatura ambiente, el dióxido de carbono es un gas. Pero a alta presión y temperatura fluctuante, el CO2 se licua sin dejar de mantener la dinámica de fluidos de un gas. En este estado “supercrítico”, el CO2 actúa como un disolvente, que elimina los ingredientes activos de la materia vegetal.
Este método es muy eficaz porque cada compuesto solo puede extraerse con CO2 en condiciones específicas. Los cambios leves de temperatura o presión en un estado supercrítico permiten ajustar la extracción de CBD y otros componentes deseables de la planta.
A medida que baja la presión, una sustancia cruda, cerosa, rica en CBD , de color dorado, se separa del gas y se deposita en un recipiente colector. Posteriormente, el aceite dorado se somete a un proceso conocido como “acondicionamiento para el invierno”, que purifica y refina el extracto para aumentar su calidad y valor. Las ceras vegetales, que no es apropiado incluir en ciertos tipos de productos, se filtran, lo que da como resultado un aceite seguro, limpio y rico en CBD que no contiene clorofila.
La extracción de CO2 supercrítico requiere equipos costosos y una curva de aprendizaje operativo larga. Pero a diferencia de los disolventes combustibles, como el etanol o el butano, el CO2 no presenta peligro de incendio o explosión.
Extracción de aceite CBD con etanol
El uso de etanol para extraer compuestos medicinales del cannabis y otras plantas ha sido una práctica común en muchas culturas durante siglos. En 1854, la Farmacopea de los Estados Unidos recomendó tinturas de “cáñamo indio” a base de etanol para tratar numerosas dolencias, como neuralgia, depresión, hemorragia, dolor y espasmos musculares.
Estas tinturas olorosas eran una parte estándar de la atención médica estadounidense antes de la aprobación de la Ley del Impuesto a la Marihuana de 1937, que prohibía todas las formas de consumo de cannabis. Pero las tinturas caseras de cannabis persistieron como una medicina popular clandestina, particularmente en las comunidades latinas marginadas, a pesar de la ley federal.
En los últimos años, el etanol ha resurgido como un medio popular para extraer aceite de cannabis, en general, y aceite CBD , en particular. Mientras que una tintura hecha con extracto de cannabis podría tener la misma potencia que la flor original, una versión concentrada de la misma tintura será mucho más potente. Hoy en día, el alcohol de grano de calidad alimentaria es un solvente ampliamente utilizado para crear un aceite rico en CBD muy potente y de alta calidad , que es adecuado para la ingestión oral.
Los extractos de etanol disponibles en los dispensarios de cannabis medicinal se conocen normalmente como Rick Simpson Oil (RSO ) o Full-Extract Cannabis Oil ( FECO ). Para hacer RSO o FECO , la flor de cannabis se remoja en etanol, se agita y se cuela; luego, el aceite residual se calienta suavemente hasta que todo lo que queda es una sustancia viscosa altamente concentrada infundida con cannabinoides, que puede ser difícil de dosificar con precisión, dado lo espeso que es.
A menudo se vende en jeringas de plástico sin aguja para facilitar la dosificación y la administración, el RSO debe contener el espectro completo de cannabinoides extraídos de la planta. Esto significa que una pequeña cantidad de THC también estará presente en una extracción de etanol rica en CBD . 
Se advierte a los consumidores que no ingieran una dosis mayor que un pequeño grano de arroz. Con este tipo de aceite de cannabis, en particular, siempre es mejor empezar con poco e ir despacio.
Extracción con hidrocarburos de aceite de CDB
El uso de disolventes de hidrocarburos  como el butano, el hexano y el propano o mezclas de los mismos, para extraer el aceite CBD del cannabis tiene grandes ventajas y desventajas distintas en comparación con otros métodos de fabricación de aceite de CBD .
Cuando se realiza correctamente, esta técnica de extracción es muy eficaz para separar los cannabinoides y terpenos de los componentes no deseados del cannabis, como la clorofila; al tiempo que conserva el aroma único y los importantes atributos terapéuticos de la planta.
Los concentrados de cannabis potentes hechos con hidrocarburos pueden parecerse a la savia de árbol, cera de oído o caramelo quebradizo en textura. El producto conocido como “shatter” (llamado así debido a su apariencia de vidrio y la forma en que se rompe) se consume por inhalación usando un “dab rig” o un vaporizador de alta temperatura.
Pero el butano y otros hidrocarburos son disolventes neurotóxicos altamente inflamables. Si estos disolventes no se purgan por completo del extracto de aceite de CBD , su consumo puede ser perjudicial, especialmente para alguien con un sistema inmunológico comprometido. 
Además de dejar residuos tóxicos en el aceite CBD, se sabe que los procesos de fabricación inseguros que involucran hidrocarburos causan explosiones mortales.

Otras formas de consumir CBD:

Flores CBD

Líquidos para vapear CBD

Tinturas de CBD

Cremas CBD