Qué es el CBD

El cáñamo o Cannabis Sativa tiene más de cien cannabinoides diferentes. Los dos cannabinoides de la marihuana más activos en el cuerpo humano son el THC y el CBD

La más famosa de las moléculas orgánicas activas del cannabis es el THC, conocido por sus efectos psicotrópicos, y origen de la clasificación de la marihuana como narcótico. La otra molécula, el CBD, también conocido como cannabidiol, también se ha vuelto popular y está ganando cada vez más adeptos para tratar diversas dolencias y síntomas de enfermedades como la diabetes, la artritis,… problemas psicológicos como la ansiedad, la depresión,… o como ayuda para dejar de fumar, desintoxicación,…

El cannabidiol es una molécula que se descubrió en 1963 y que desde entonces ha sido y sigue siendo objeto de numerosos estudios e investigaciones. De hecho, el CBD tiene múltiples virtudes como demuestran numerosos estudios.

El éxito del CBD se debe principalmente a sus efectos relajantes y su falta de toxicidad y nocividad. A diferencia del THC, El CBD, de hecho, no es una droga psicotrópica que modifique los estados de conciencia. 

El cannabidiol, desprovisto de acción psicoactiva, proporciona al consumidor una sensación de relajación y bienestar sin colocarse. Con la molécula de CBD, por ejemplo, no hay riesgo de ataques de ansiedad o paranoia, el famoso “mal viaje” asociado al THC. 

El CBD tampoco presenta ningún riesgo de adicción y dependencia. El CBD también carece de toxicidad y tiene pocas contraindicaciones. 

Una última característica, y no menos importante, de este cannabinoide que se extrae de la resina o de la cabeza de la planta de cannabis, es que puede consumirse de formas muy variadas: en resina, flor de cannabis, en aceite CBD, en e-líquido … lo que permite consumir CDB de muchas formas: como infusión, en platos, caramelos, chicle, vapeado,…

El CBD no es adictivo ni peligroso

CBD es el acrónimo de Cannabidiol, la segunda sustancia con mayor presencia en el cannabis. A diferencia del THC (tetrahidrocannabinol), el CBD no tiene efectos a nivel psicofísico y no es en absoluto adictivo. Por esta razón, no se le considera un estupefaciente y, de hecho, su uso en el campo farmacéutico está aumentando en todo el mundo porque tiene muchas propiedades beneficiosas para el organismo sin tener efectos secundarios significativos o nocivos. 

El CBD y el THC interactúan con nuestro cuerpo de diversas formas. Una de las formas principales es imitar y aumentar los efectos de los compuestos en nuestro cuerpo llamados “cannabinoides endógenos”, llamados así por su similitud con los compuestos que se encuentran en la planta de cannabis. Estos “endocannabinoides” son parte de lo que los científicos denominan “sistema endocannabinoide”.

El sistema endocannabinoide juega un papel crucial en la regulación de una amplia gama de procesos fisiológicos que afectan nuestra experiencia diaria: nuestro estado de ánimo, nuestro nivel de energía, nuestra fortaleza intestinal, actividad inmunológica, presión arterial, densidad ósea, metabolismo de la glucosa, cómo experimentamos el dolor, el estrés, el hambre y otras sensaciones y síntomas.

Al modular el sistema endocannabinoide y mejorar el tono endocannabinoide, el CBD y el THC pueden ralentizar, o en algunos casos detener, la progresión de la enfermedad.  El 25 de junio de 2018, la  FDA ( Administración de Drogas y Alimento) de Estados Unidos reconoció el cannabidiol como medicamento al aprobar Epidiolex , una formulación farmacéutica de CBD casi pura , como tratamiento para dos trastornos convulsivos pediátricos graves, Lennox-Gastaut síndrome y síndrome de Dravet.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó un profundo estudio sobre el CBD en 2017 en el que declaraba que no es peligroso ni provoca adicción. Ver aquí

Descubre las múltiples virtudes del CBD, o cannabidiol, que se consume de mil y una formas para tu mayor bienestar y relajación.

cbd de cannabis

7 propiedades beneficiosas del CBD

Según los estudios confirmados por la Organización Mundial de la Salud, el cannabidiol, a diferencia del THC, no tiene ningún efecto psicoactivo ni es adictivo. Tanto que ha sido excluido de la lista de sustancias potencialmente peligrosas, y reconociéndole, entre otras cosas, varios efectos positivos.

1º El CBD tiene un fuerte efecto relajante, muy indicado para combatir ataques de pánico, ansiedad e incluso insomnio.

Si este es, quizás, el más conocido de los beneficios del CBD, pero hay otros beneficios para la salud que te sorprenderán.

2º Una de las razones por las que se usa cada vez más con fines terapéuticos el CDB es tiene una fuerte acción antiinflamatoria, que actúa principalmente en el tracto respiratorio, el tracto urinario y el sistema digestivo. También se han registrado beneficios para aliviar las migrañas y los dolores de cabeza.

3º El cannabidiol es un analgésico, eficaz para espasmos, dolores reumáticos y musculares; para este último, de hecho, sabemos que es utilizado por atletas en la fase de recuperación. Las mujeres lo eligen ya que ayuda a combatir el dolor menstrual, el síndrome premenstrual, la modulación hormonal y porque parece ayudar a reducir la aparición de fibroquistes.

4º Los efectos beneficiosos sobre la piel se han observado para varios tipos de dolencias e inflamaciones, como el acné, la psoriasis y la caspa.

5º El CDD también puede inducir a un aumento del apetito y, por lo tanto, está indicado en pacientes que sufren anorexia.

6º A diferencia del THC, el CBD estimula el proceso de curación de la mente y se ha usado en terapias con resultados positivos para enfermedades como la depresión, la esquizofrenia, la epilepsia y el trastorno de estrés postraumático.

7º También es una excelente ayuda para fortalecer la memoria y la concentración.

Cómo puedo tomar CBD

En la actualidad la industria del CBD está creciendo de forma importante en todo el mundo. En países como Estados Unidos, Francia, Alemania y España el consumo crece de forma constante y cada vez encontramos más marcas que producen y comercializan distintas presentaciones de productos ricos en CBD.

Entre las presentaciones con CBD que más se compran encontramos:

Aceite CBD. Es la forma más habitual de tomar CBD de forma sublingual o junto a otros alimentos.

Líquidos CBD para vapear. El vapeo permite absorber antes el CBD y además cuenta con diversos sabores.

Flores CBD. Cada día encontramos más variedades de flores con bajo contenido en THC para fumar.

Cremas CBD. Hay un importante mercado de cremas ricas en CBD para dolores articulares. También crece el uso en estética.

Tinturas CBD. Muy parecidas al aceite, aunque normalmente se usa algún alcohol para su fabricación, para uso sublingual.

chica con varias presentaciones CBD

Cómo actúa el CDB en el cuerpo

Si bien es cierto, que los mecanismos de acción del CBD aún se desconocen en gran medida, la molécula tiene una acción probada sobre ciertos receptores, como los receptores de serotonina, anandamida y adenosina, lo que nos proporciona ciertas sensaciones agradables y muy positivas en determinadas ocasiones.

El cannabidiol tiene efectos sobre el cerebro. La causa exacta de estos efectos no está clara. Sin embargo, el cannabidiol parece prevenir la descomposición de una sustancia química en el cerebro que afecta el dolor, el estado de ánimo y la función mental. Prevenir la descomposición de esta sustancia química y aumentar sus niveles en la sangre parece reducir los síntomas psicóticos asociados con afecciones como la esquizofrenia. El cannabidiol también podría bloquear algunos de los efectos psicoactivos del delta-9-tetrahidrocannabinol (THC). Además, el cannabidiol parece reducir el dolor y la ansiedad.

Al unirse a los receptores de la serotonina, apodada la “hormona de la felicidad”, para activarlos, el CBD provoca una sensación de bienestar y apaciguamiento. Por ejemplo, los investigadores han demostrado que una alta concentración de CBD activa los receptores de serotonina 5-HT1A, implicados en los mecanismos de percepción del dolor pero también del apetito, la ansiedad y el sueño. 

El mecanismo de acción del CBD sobre los receptores de anandamida, un endocannabinoide producido por el cuerpo, es diferente. Al ralentizar la enzima que regula la concentración de anandamida, el CBD promueve la presencia de este neurotransmisor en el organismo, lo que provoca una sensación de euforia. 

Finalmente, el CBD actúa como ansiolítico al activar los receptores de adenosina, involucrados en la regulación de las funciones cardiovasculares, así como en las concentraciones de dopamina y glutamato en el cerebro.

Antes de todo hay que precisar que los productos de cbd no son productos mágicos, ni milagrosos, pero al ser ausentes de provocar efectos psicoactivos o psicotrópicos, hoy en día se utilizan como terapias naturales, sin casi efectos secundarios.

La eficacia de la planta se explica por la existencia en el cuerpo humano de un “sistema endocanabinoide”, constituido por sustancias neurotransmisoras como la serotonina o la anandamida y sus receptores celulares que regulan una variedad de funciones, como el sueño, el apetito, el dolor o la respuesta inmunitaria. Practicamente el mismo CBD funciona en en organismo humano con la misma naturalidad de una cualquier otra sustancia que venga segregada por el propio cuerpo.

Para qué dolencias puedo tomar CDB

A partir de la información recogida en diversos estudios, podemos decir que el CDB o cannabidiol puede tener efectos positivos para las personas y ayudarlas en el tratamiento de algunas enfermedades, como ayuda para reducir algunos de sus síntomas o secuelas más perjudicales, aunque no es un medicamento ni cura las causas de estas dolencias.

Puede utilizarse CDB:

1. Como ansiolítico y antidepresivo, ya que inhibe la transmisión de la señal nerviosa. De hecho, en algunos casos hasta funciona mejor que cualquier otro medicamento antidepresivo, porque con el CBD los efectos secundarios son bastante raros, a diferencia por ejemplo de las benzodiazepinas u otros fármacos.

2. Para la epilepsia porque reduce frecuencia e intensidad de convulsiones

3. Para las fobias, de hecho, según un estudio del 2017 de la Universidad de São Paulo en Brasil, disminuye la ansiedad en pacientes que se sienten atemorizados en situaciones sociales como hablar en público.

4. Para controlar las adiciones, porque según algunos estudios, ayuda a ejercer más control sobre los deseos compulsivos.

5. Para el Alzhéimer. Ayuda a prevenir esta enfermedad y a retrasarla

6. Para dormir bien, para tener un efecto calmante en quienes lo utilizan y recientemente se ha descubierto que hasta ayuda para alargar el sueño.

7. Para aliviar el dolor, por sus efectos analgésicos.

8. Como antiinflamatorio.

9. Protege el corazón, por su obra positiva en el sistema cardiovascular, ayuda a prevenir infartos cardiacos y cerebrales.

10. En cosmética se usa para tratar problemas de piel como el eczema o el acné,

En realidad, aún no conocemos todos los efectos beneficiosos del cbd, y probablemente que ayude en otros aspectos al organismo humano que aún no se han estudiado.

De todos modos, lo que más importa, es que sus efectos secundarios son muy escasos. Los más habituales suelen ser la somnolencia, diarrea, náuseas, etc.

El CBD no es una medicina ni una droga

El CBD que encontrará sin receta no puede considerarse un medicamento. La comunicación en torno al CDB está regulada legalmente en España . Por lo tanto, está prohibido resaltar las propiedades terapéuticas de un producto que contenga CBD de venta libre, bajo pena de ser condenado por práctica ilegal de medicina o farmacia. 

Solo los productos autorizados por la ANSM (Agencia Nacional de Seguridad de los Medicamentos) o la Comisión Europea pueden reclamar propiedades terapéuticas. 

En España, nunca debes ver, en los envases del CBD, las palabras medicamentos, tratamientos farmacológicos o sobre enfermedades que se pueden tratar, aunque existen muchos estudios científicos sobre este tema que avalan sus beneficios. 
También, está prohibido realizar campañas publicitarias sobre productos que contengan CBD que puedan confundir con el cannabis y por tanto puedan constituir un delito de incitación al consumo de estupefacientes.

Las principales contraindicaciones del CDB

Como hemos visto, los beneficios del CBD son innegables y cada vez más reconocidos por la comunidad científica, pero como con cualquier principio activo es necesario permanecer alerta y evitar consumir cantidades excesivas. 

El cannabidiol tiene la particularidad de ser lipofílico y por tanto de unirse fácilmente a los tejidos grasos. Como se elimina lentamente, es probable que se acumule en los tejidos grasos, especialmente en el sistema nervioso y el cerebro, que son ricos en receptores de cannabinoides. 

Se han detectado algunos efectos después del consumo de CBD, como problemas de atención y somnolencia. Por lo tanto, se recomienda no conducir después de consumir CBD

Finalmente, existen una serie de contraindicaciones para el uso de CBD. No se recomienda el consumo de cannabidiol a mujeres embarazadas y lactantes. Se cree que el cannabidiol interfiere con el desarrollo del cerebro en los niños pequeños. 

El CBD tampoco se recomienda para personas con problemas cardíacos o arteriales. 

Como con cualquier principio activo, en cualquier caso es recomendable, cuando consumes CBD, estar muy atento a las reacciones de tu organismo para adaptar las cantidades que sean necesarias para ti. 

Los efectos del CBD son de hecho muy variables de una persona a otra. En algunos consumidores, ingerir demasiado CBD puede, por ejemplo, causar dolor de estómago, náuseas o incluso vómitos. 

Se han descrito distintas interacciones del CBD con distintos medicamentos y sus principios activos como el daizepam, el omeprazol, la testosterona, la codeína,… por lo que sí tomas medicación de forma habitual para tratar alguna afección es importante que consultes con tu médico para ver si puede ser contraproducente tomar cannabinoides

Qué dice la legislación europea sobre el CBD

No existe una ley sobre la producción, venta y consumo de CBD como tal en Europa. El marco legislativo para el cannabidiol está establecido indirectamente por las leyes relacionadas con el cáñamo y el THC. La normativa europea sobre cáñamo regula el nivel máximo de principio activo autorizado y el uso que se puede hacer de esta materia prima. 

La legislación europea autoriza así la venta de cáñamo, y por tanto de CBD, con una tasa máxima de 0,2% de THC. Por lo tanto, la venta y compra de CBD están autorizadas en la mayoría de países de Europa, con variaciones locales en la normativa vigente.

Suiza, por ejemplo, ha sido uno de los países pioneros en la venta de CBD al autorizar productos que contienen menos del 1% de THC desde 2011. 
En Bélgica, desde el 11 de abril de 2019, el CBD es completamente legal en Bélgica y se grava como todos los productos que contienen tabaco.

El CDB en España

El consumo de CBD, siempre que no se haga en público, y la producción de cannabis sativa ( cáñamo) es legal en España, siempre que no contenga más del 0,2% de THC (la sustancia responsable de proporcionar el efecto psicotrópico o “colocón” de la marihuana). El Real Decreto 1729/1999 permite a los agricultores cultivar 25 variedades de cáñamo en España. Todas las semillas deben estar certificadas por la UE para considerarlas legales.

Diferencias e interacciones entre CDB y THC

Vamos a intentar explicarte las principales diferencias de estos dos principios activos del cáñamo para que para que entiendas que el objetivo de su uso no es el mísmo.

El CBD y el THC son las dos sustancias más activas de la marihuana. Sin embargo, sus efectos en el cuerpo son muy diferentes. El THC es la molécula que, cuando está presente en grandes cantidades en la marihuana, lo convierte en un narcótico que permite “colocarte”. Mientras tanto, el CBD tiene una acción calmante sobre el sistema nervioso sin ser un fármaco psicotrópico. 

Como hemos visto anteriormente, el cannabidiol (CBD) actúa como un sedante sobre ciertos receptores del dolor presentes en el sistema nervioso. El CBD no se une a los receptores CB1 que se encuentran en el sistema nervioso central ni a los receptores CB2 que se encuentran en el sistema inmunológico. 

Incluso se considera que el CBD contrarresta algunos de los efectos del THC al ser antagonista del receptor CB1. De hecho, la activación de los receptores CB1 por el THC es el origen de la sensación de euforia provocada por su consumo.

El CBD, cuando se consume con THC, disminuye el impacto de este último. Al reducir los efectos del THC sobre los receptores cannabinoides, el CBD minimiza el riesgo de un mal viaje, que se traduce en paranoia, ataques de pánico o ansiedad debido a los efectos ansiogénicos y psicóticos del principio activo psicotrópico del cannabis.

Hay investigaciones en curso sobre el uso de CBD para combatir las adicciones a ciertas drogas que pueden ocasionar ataques de paranoia, pánico o ansiedad debido a los efectos ansiogénicos y psicóticos del principio activo psicotrópico del cannabis.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies. Si sigues navegando estás aceptándola    Más info
Privacidad